¿Sabes por qué es importante juzgar justamente?

Juzgar justamente es crucial para no ser engañados por falsos maestros y exaltar la verdad.

Casi para finalizar el Sermón del Monte, Jesús advierte sobre los falsos profetas. Sus enseñanzas dan por sentado que es necesario juzgar bien y con sabiduría (Mateo 7:15-23).

Más aún, Jesús felicita en Apocalipsis 2:2 a la iglesia en Efeso por haber juzgado y sacado de entre ellos a los falsos maestros, y en el mismo capítulo regaña a la iglesia en Pérgamo por no haber hecho lo mismo (14 -15).

Además, en la Biblia también podemos ver cómo en 2 Timoteo 3 el apóstol Pablo describe y juzga a la clase de personas con las que no debemos juntarnos, y en 2 Timoteo 4:1-5 instruye a Timoteo en la importancia de corregir y reprender lo que esté mal.

Juzgar justamente es crucial parte de amar a la iglesia.

En la iglesia de Corinto había un hombre que tenía sexo regularmente con su madrasta y todos los sabían. Pablo le escribe a esa iglesia que deben sacar a ese hombre de la congregación, y que no deben relacionarse con personas que dicen ser creyentes pero viven como si no lo fueran (Puedes leer todo esto en 1 Corintios 5).

¿Por qué Pablo les exhorta eso? Entre algunas razones, porque no sacar a ese hombre sería peligroso, ya que fomentaría pecado en la congregación (lo dice Pablo en el mismo capítulo) y eso es no es amar, y porque el mundo está viendo a los cristianos.

“Es clave que los verdaderos cristianos se desliguen de los falsos si queremos impactar al mundo”

Una de las mayores necesidades de la iglesia de hoy es el discernimiento. Es clave que los verdaderos cristianos se desliguen de los falsos si queremos impactar al mundo. Los falsos cristianos son el mayor obstáculo para el evangelismo auténtico. Necesitamos saber que una iglesia donde se toleran vidas sin santidad no es una iglesia.

¿No has notado cómo las personas que más predican que juzgar es malo, generalmente parecen falsos cristianos, no demuestran conocimiento bíblico o predican un falso evangelio?

Escribo este artículo porque me gustaría que el sentido común fuese más común entre cristianos. Hace tiempo un amigo me dijo: “Yo creo que si hoy una persona que dice ser cristiana entra en la industria del porno, algún evangélico saldría a decir ‘hey, no lo juzguen, solo Dios conoce su corazón’. Así de ciegas son muchas personas”. Me temo que eso es posible.

De hecho, creo que en cualquier momento habrán falsos maestros y profetas en televisión que predicarán blasfemias terribles, y lucrarán con la fe de muchos diciendo que Jesús nos hará ricos o concederá una petición si hacemos una llamada y donamos dinero a sus “ministerios”, y a pesar de todo eso, van a tener una base de fans ignorantes de la Palabra de Dios que los defenderán diciendo que “Juzgar es malo”… Espera. Eso ya pasa.

Es importante juzgar bíblicamente. Eso es parte de amar. Es mi oración que Dios nos de discernimiento, humildad y valentía para juzgar con justicia cuando sea necesario.

Fuente: josuebarrios.com/biblia