Líderes cristianos detallan sobre el eclipse solar del 21 de agosto.

EE.UU.-  El 21 de agosto, gran eclipse americano. Muchas personas se han ido preparando de costa a costa, sin embargo algunos líderes cristianos piensan que además de ser un increíble acontecimiento científico, muchos creen que es una señal profética de que estamos viviendo en los últimos tiempos y que el regreso de Cristo es inminente.

Líderes apuntan a pasajes de las escrituras, en Apocalipsis donde se habla sobre el fin de la era y señales.

Algunos líderes cristianos dieron a conocer lo que piensan sobre este eclipse solar total.

PAUL BEGLEY: “creo que es una señal profética” dio a conocer Begley, donde también hizo referencia a un pasaje del libro de Joel que dice: “el sol se convertirá en tinieblas” antes de que venga el “Día del Señor”.

SCOTT CLARKE: “el eclipse solar épico sobre América, está sucediendo justo en Regulus, en Leo la constelación del león. Hay doce constelaciones. Esto podría ocurrir en cualquier lugar, pero está sucediendo en la constelación del REY, significado el regreso de ¡el rey!

GARY RAY: “La Biblia dice varias veces que habrá señales en los cielos antes de que Jesucristo regrese a la Tierra. Vemos esto como posiblemente uno de ellos. Mi estímulo número uno para la gente sería confiar en Dios. Y lo que es más importante, confiar en el Dios correcto. Si la gente quiere estar lista, lo único que puede hacer es aceptar lo que él ha ofrecido, que es el don de la gracia y el perdón. Eso es todo lo que tenemos que hacer para estar listos.

ANNE GRAHAM LOTZ: “La advertencia es provocada por el eclipse solar total del próximo 21 de agosto, apodado Eclipse de América. Por primera vez en casi 100 años, un eclipse solar total será visto de costa a costa en nuestra nación. La gente se está preparando para marcar este significativo evento con fiestas en lugares exclusivos. La naturaleza de esta celebración con respecto al eclipse, me trae a la mente al rey de Babilonia Belsasar que lanzó una fiesta de borrachera la noche en que los medos y persas se arrastraron bajo la puerta de la ciudad.

Por lo tanto, mi perspectiva sobre el fenómeno próximo no es celebratorio. Aunque nadie puede saber con certeza si el juicio está llegando a los Estados Unidos, parece que Dios nos está indicando algo. El tiempo dirá qué es ese algo.

Deja tus comentarios