Los judíos indignados por mensajes en la casa de huéspedes “No se admiten judíos”

El pasado fin de semana el Congreso Judío Mundial (WJC) anunció que estaba profundamente perturbado y decepcionado por la falta de intervención del gobierno polaco para remover un estandarte flagrantemente antisemita a la entrada de una casa de huéspedes cerca de la ciudad occidental de Wroclaw, y para enjuiciar a los responsables.

Dicho letrero en la casa de huéspedes Dom Polski Hogar polaco” en Cesarzowice dice “Prohibida la Entrada de los judíos, los comunistas, y a todos los ladrones y traidores de Polonia”, dicho mensaje está en un fondo rojo y blanco, los colores nacionales de Polonia.

Este el letrero “evoca recuerdos de bancos de guetos y otras  manifestaciones escalofriantes de antisemitismo en Polonia a fines de la década de 1930”, dijo Robert Singer. De acuerdo la historia de Polonia, hubiéramos esperado que las autoridades actúen con firmeza y rapidez para detener esa actividad, que es ilegal y contraviene completamente las normas democráticas que Varsovia está comprometida a mantener.

La Liga Anti-Difamación (ADL, por sus siglas en inglés), está “instando a las autoridades polacas a investigar el estandarte ilegal y antisemita en el albergue y tomar medidas apropiadas contra los responsables”.

De acuerdos a los informes de prensa, la casa de huéspedes pertenece a Piotr Rybak, conocido por una serie de acciones antisemitas, entre ellas la quema de un judío en efigie en la plaza del mercado principal de Wroclaw, donde fue condenado a una pena de prisión y por insultar públicamente a la primera dama Agata Kornhauser-Duda por sus orígenes judíos.

Deja tus comentarios