México: Policías dejan armas por Biblias

En México los cuerpos policiales se comprometen con llevar el Evangelio a sus instituciones; y así mismo compartir un mensaje de esperanza fundamentado en principios y valores bíblicos.

México: Policías dejan armas por Biblias
Policías predican en las instituciones policiales.

La organización que funciona hace diez años, se denomina «Policía Celestial» y está conformada por unos 5 mil 200 policías federales en retiro y en actividad. Además de elementos de seguridad del país, como bomberos, militares y marinos.

Leonel Guillermoprieto, de 37 años de edad, confía en alejar a los agentes de la corrupción, principalmente a través de los «Operativos Celestiales».

Por consiguiente, esto consiste en: visitar corporaciones en todo el país para compartir su testimonio y predicar la Palabra de Dios a los policías.

Testimonio de vida

Su testimonio se basó en la forma en que acabó siendo arrestado. Después de ser corrompido hasta que dejó a la Policía Federal. “Empecé a ir a Centroamérica y comprar drogas para enviarla a Europa, comencé a juntar mucho dinero”, contó el ex agente a la AFP. También, fue detenido en Guatemala y estuvo encarcelado en prisiones federales en Estados Unidos, en donde podía pasar como mínimo 25 años.

En la prisión conoció el Evangelio y entregó su vida a Cristo el 22 de septiembre de 2007, fecha en que inició su ministerio. «Consideramos la fecha en la que el fundador, es decir, yo, me entregué a Jesucristo”, dijo.

Leonel pasó solo 15 meses en la cárcel, pues según su testimonio, al momento de recibir sentencia, el fiscal en lugar de acusarlo comenzó a defenderlo. «Quien me sacó de la cárcel fue Dios, para servirle», dice.

Los integrantes del grupo creen que la evangelización puede hacer que los policías entreguen sus vidas a Jesús y, si están involucrados con algún tipo de corrupción, abandonarán estas prácticas criminales y actuarán de acuerdo con la ley.

La organización que preside está estructurada como cualquier cuerpo de seguridad, hay distintos mandos territoriales y sus miembros llevan uniformes muy parecidos a los de un policía federal mexicano, aunque en lugar de un símbolo de seguridad llevan una cruz y una Biblia. Ninguno de ellos usa armas mientras está en el ministerio.

Deja tus comentarios