¡MILAGRO! Niña venció la leucemia

La pequeña Julia fue diagnosticada con leucemia cuando apenas cumplía un año d edad. Con el pasar de los años  ella junto a su familia solo tenían la esperanza en un milagro. Muchas noches de desvelo, llantos de dolor y una gran baja en la economía del hogar fueron los elementos de revés que experimentaron la fe de la familia Abrame.

Llegó un momento en que Julia ya no era compatible con la quimioterapia, los especialistas que atendían el caso sugirieron que la niña se sometiera a un trasplante de médula ósea haploidenic, el cual se lleva a cabo con alguien 50% compatible. Pero como Dios siempre llega a tiempo, fue cuando un donante resulto ser la luz en medio de tanta oscuridad.

Posteriormente del trasplante, la pequeña Julia volvió a la escuela, mejorando día a día. “Este año fue especial porque fui a la escuela, aprendí a leer, escribir, nadar, fui a la piscina y también aprendí que Dios sana si uno tiene fe”, expresó Julia al portal Guiame.

Adriana Abrame, la madre de Julia, asume que “lo imposible es la especialidad de Dios”. «Dios nos perfecciona en el dolor, cuando nos permite pasar por el sufrimiento, nos da una capacidad inimaginable para soportar, y nos muestra que si entregamos todo en Sus manos, “Él se preocupa”.

Julia logró recuperarse de la terrible enfermedad, regresó a la escuela y fue recibida con gran cariño por sus amigos y maestros. La fe de una niña admirada por la grandeza del Dios Todopoderoso nos deja este maravilloso mensaje: No se desanime, no se rinda, no se desespere. La fe es la base firme de las cosas que no vemos, pero creemos.