Milagro!! Padres se refugian en oración y el tumor cerebral de su bebé desaparece

Definitivamente Dios nunca deja de sorprendernos con sus milagros, y esta vez es otra prueba clara para que día a día las personas decidan seguirlo.

Como lo fue el caso de una pareja de Estados Unidos, que agradeció a Dios por la desaparición de un tumor maligno de su hija de tres meses, luego de haber orado por su recuperación.

La pareja Carissa y Mateo Hatfiel, contaron que observaron en su hija que unos de sus ojos, no cerraba cuando lloraba, y cuando se reía, el mismo lado en dirección de sus boca, no se movía.

Decidieron llevarla al hospital infantil de Cincinnati en Liberty Township, donde le realizaron exámenes de resonacia magnética y una tomografía computarizada. Luego de las pruebas los médicos diagnosticaron un tumor maligno en su cerebro. Para Carissa fue una noticia bástate dolorosa, ella comento: “Fue tan devastador saber que mi pequeña hija de tres meses de edad, había recibido su sentencia de muerte”.

El esposo de Carissa comentó queYo estaba aterrorizado de perder a mi niña. Yo sólo decidí orar y orar”.

Los esposos Hatfields pasaron el fin de semana Orando. El lunes regresaron por los resultados de una biopsia que le realizaron a Paisley.

Según narra la madre “Tan pronto como entré, el doctor tenía una mirada confusa en su rostro”. De pronto el cirujano dijo: “Sus Oraciones deben haber funcionado, porque el resultado de la biopsia salió negativo. No había nada allí”, y añadió: No tengo ninguna explicación. Nunca he visto esto en todo mi tiempo”.

El hospital no se hizo esperar y de inmediato emitió un comunicado: “Los médicos de la niña esperaban lo peor, debido a un tumor maligno. Pero cuando los cirujanos examinaron el lugar donde el presunto tumor fue visible, no encontraron nada. Ellos se sintieron muy felices por la buena noticia y comunicaron a la familia”.

Sin duda alguna esta es una muestra más del poder de Dios cuando se le pide con fe y se le cree. De manera que si aún no has recibido tu milagro sigue Orando y espera tu milagro.

Deja tus comentarios