El mundo te ofrece lo temporal, Dios te ofrece lo enterno

Deja tus comentarios