Que nadie te señale porque el propósito de Dios en ti, es mayor que tus errores

Deja tus comentarios