Ningún mal te destruirá porque Dios es tu guardador

Deja tus comentarios