BIELORRUSIA: El país europeo que no toma medidas para detener el COVID-19

Europa se encuentra en el centro de la pandemia de covid-19. Sin embargo hay un país en el continente donde el gobierno no está aplicando medidas esenciales que cambien la vida diaria de los ciudadanos.

BIELORRUSIA: El país europeo que no toma medidas para detener el COVID-19
BIELORRUSIA: El país europeo que no toma medidas para detener el COVID-19

Se trata de Bielorrusia, país que no a llamado a tomar medidas preventivas para evitar la expansión de la pandemia. Por el contrario, sigue una forma muy diferente al resto de Europa y sus vecinos más próximos: Ucrania y Rusia.

Por otra parte, Ucrania está a punto de comunicar estado de emergencia, y Rusia ha detenido las actividades en escuelas, cancelado eventos masivos y prohibido todos los vuelos de entrada y salida. No obstante, en Bielorrusia todo sigue como de costumbre.

BIELORRUSIA: El país europeo que no toma medidas para detener el COVID-19
BIELORRUSIA: El país europeo que no toma medidas para detener el COVID-19

Las fronteras están abiertas, la gente sigue yendo a trabajar y no hay compras de pánico de papel higiénico.

El presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, indica que su país no necesita tomar ninguna medida de precaución para reducir la propagación del coronavirus.

“Estas cosas pasan. ¡Lo más importante es no entrar en pánico!”, recalcó el martes por la mañana durante una reunión con el embajador chino en Minsk.

Bielorrusia, además no ha cerrado ni cines ni teatros, y tampoco ha prohibido los eventos públicos.

Conjuntamente, es uno de los pocos países en el mundo que no ha cancelado su campeonato de fútbol. La liga bielorrusa sigue con su programación, y se transmite por televisión a los aficionados al fútbol en la vecina Rusia.

Hasta la fecha, Bielorrusia registra 86 casos de Covid-19 y dos muertes, aunque no se ha confirmado oficialmente que estas estén concernidas con la enfermedad.

Críticos de Lukashenko aseveran que el sistema de información público sobre el coronavirus en el país no funciona, los datos no se proporcionan diariamente y no hay indicación de lugares específicos de nuevos casos y vacilan de la desconfianza de la información oficial sobre la propagación del virus.