Mujer es bautizada a la edad de 96 años: “Un importante acto de obediencia”

Una anciana de 96 años fue bautizada muchos años después haber tenido experiencia con el cristianismo en su infancia, ahora fue llevada a la iglesia por su hija y su yerno.

Noticias Cristianas - Mujer es bautizada a la edad de 96 años: “Un importante acto de obediencia”
Mujer es bautizada a la edad de 96 años: “Un importante acto de obediencia”

Se trata de Betty Schoch, quien se ha convertido en la persona de mayor edad que se ha bautizado en la Iglesia Bautista Hope en Lake City, Florida.

Schoch, señala estar orgullosa de su longevidad, se bautizó después de convertirse actualmente en miembro de la iglesia.

“No podía esperar a meterme en el agua”, indicó. “Estaba tan emocionada y en paz al saber que finalmente había asumido este importante acto de obediencia. Me llenó el corazón de alegría porque pude oír su voz diciendo: Bien hecho, mi buena y fiel servidora. Me llenó de su indescriptible paz”, agregó

Acerca de su vida

Creció en un hogar cristiano, Betty fue bautizada de niña, pero siguió su camino. Ahora dijo que estaba ansiosa por participar en el bautismo de creyentes, demostrando su propia profesión pública en Jesucristo.

Schoch, que dejó de conducir hace unos años, empezó a asistir a Hopeful Baptist hace unos dos años con su hija y su yerno, con los que vive. Posteriormente de conectarse con una gran clase de la Escuela Dominical, pronto quiso convertirse en miembro de la iglesia.

Habiendo estado un bautismos en el río durante 15 viajes misioneros a Haití, inicialmente quiso ser bautizada en el río, como Jesús. Pero debido a su edad y a su preocupación por la seguridad, se prefirió el bautismo como la mejor opción.

“Creo que el pastor Mark me vio flotando en el río y no pudo atraparme”, señaló riéndose.

Momento del bautismo

Si bien los bautismos se celebran normalmente durante los servicios de la mañana, el pastor Mark Cunningham expresó que decidió bautizar a Betty el miércoles por la tarde para que no hubiera restricciones de tiempo.

“Cuando salió del agua, levantó el puño”, dijo Cunningham. “Estaba tan emocionada. Me dio un gran abrazo. Fue un momento tan especial. Lloré, creo que más que ella.”

En el bautismo estuvieron presentes las hijas de Betty y otros miembros de su familia, junto con el pastor interino Steve Thompson y su esposa Gloria. Las fotos tomadas durante el bautismo se mostraron a la congregación el domingo siguiente cuando Betty se unió a la iglesia.

“Sabía que todavía había algo que hacer”, comentó de su bautismo. “Y ahora sigo preguntándome qué más tiene para que yo haga”, agregó.

La anciana indica que su pasaje favorito de las escrituras es el Salmo 46:10, que dice: “Quédate quieto y conoce que yo soy Dios”. Dice que es un gran recordatorio para todos nosotros en estos tiempos difíciles de pandemia.

“Puedes estar muy ocupado, y todo va muy rápido, así que sólo tienes que respirar profundamente y saber que el Señor está contigo y estar tranquilo y pensar en ello”, expresó.

Añadida a su obituario

Su bautismo y su nueva membresía en la iglesia se añadieron a la quinta reescritura de su obituario, que Betty inició a escribir hace años para asegurar su exactitud.

“Cuando tienes 96 años y todavía tienes algo que no se ha hecho, es mejor que te apures porque nunca se sabe”, dijo.

“Estoy muy agradecida y bendecida. Tengo buena salud. No veo muy bien, pero todavía puedo ir. El buen Señor me ha dado tantas bendiciones”, finalizó.