Pastor de Baltimore rompe la carta donde las autoridades le exigen dejar de hacer los servicios

Un pastor de Baltimore, rompió una carta de renuncia a realizar sus servicios en pleno culto el pasado miércoles, tras recibir un ultimátum por parte de las autoridades.

Notcias Cristianas - Pastor
Pastor de Baltimore rompe la carta donde las autoridades le exigen dejar de hacer los servicios

Oficiales del gobierno local, advirtieron al pastor con multarlo con cinco mil dólares a inicios de esta semana, por llevar acabo los servicios en persona.

El gobernador Maryland, Larry Hogan, informó durante el  pasado viernes que las casas de culto podrían reabrir al 50% de su capacidad. Aunque le dejó el tiempo a las autoridades locales.

Se trata del Stacey Shiflett, líder principal de la Iglesia Bautista Calvary, que tiene 400 miembros, llevo a cabo el miércoles por la noche un servicio.

Iglesia Bautista Calvary cuenta con una capacidad de 600 miembros; para ese día se congregaron menos de 200 personas, acatando la orden del gobernador; según informa Fox News.

Sin embargo, pese a cumplir el decreto del estado, desafiaron la orden del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Condado de Baltimore.

“O tenemos libertad para adorar o tenemos permiso para adorar”, expresó Stacey a Fox News.

“Ha quedado muy claro que si nos conformamos con el permiso, nunca más tendremos libertad”. Continúa el pastor.

“Lo haremos a la manera de Dios” Agregó.

Noticias Cristianas - Pastor
Pastor Stacey Shiflett rompe la carta de las autoridades

Rompe la carta de las autoridades

Shiflett, perteneciente a la denominación bautista publicó en Twitter el vídeo del polémico suceso; mientras se le oía predicar.

“Así que estoy rompiendo esta orden de cesar y desistir aquí mismo, y te digo ahora, que lo haremos a la manera de Dios. Dios nos dice cómo adorarlo, nadie más puede hacerlo”.

El pastor indicó que diferentes iglesias en el estado planean reabrir este domingo; y que están afrontando a las autoridades con el fin de que “la iglesia sea esencial”.

David Gibbs III del Centro Nacional para la Vida y la Libertad junto al asesor legal de Calvary Baptist le señalaron a la estación local de CBS: “Si Walmart está abierto, es hora de que las iglesias estén abiertas”.

Se niega a cumplir con las prohibiciones

El pastor no piensa ceder ante las prohibiciones. “No planeo cerrar la iglesia. Si nos multan, no lo pagaré. Es inconstitucional. No tienen una pierna sobre la cual apoyarse”.

Otros ministros se han sumado y acusado, de cierto modo, los decretos de las autoridades.

La lucha para que las iglesias vuelvan a abrir,  se libra en diferentes partes de los EE.UU y es entre los funcionarios estatales y locales.