Pastor supera con éxito el Covid-19 y deja el hospital exaltando a Dios

Tras estar una semana hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el pastor agradece a los  doctores y al personal que le prestó ayuda para preservar su vida luego de resultar positivo para Coronavirus.

Se trata de Mark McClurg, de la zona de Down en Irlanda del Norte, quien publicó en su cuenta de Twitter fotos de sí mismo con el personal del hospital Ulster; y además señaló con dos pulgares hacia arriba mientras abandonaba el hospital en una silla de ruedas.

Al momento de comunicar las buenas noticias, McClurg, padre de tres hijos, escribió: “Jesús es mi sanador”.

“Me voy del Hospital del Ulster. Quiero agradecer a todos por sus oraciones. Quiero agradecer al personal del Hospital del Ulster por salvarme la vida. Espero disfrutar la vida. Superar #Coronavirus. Se amable. Jesús es mi sanador”, se alcanza leer en la descripción de su publicación.

La publicación del pastor de 40 años fue viral en Facebook, en el momento cuando le rogó a todos los ciudadanos que respetaran las medidas de confinamiento social.

Mark, además les pidió a las personas que pidieran a Dios por su salud y que tomaran  la situación de la pandemia con toda la seriedad que implica.

De no ser así, acabarían como él, acoplado a un ventilador y luchando por respirar en la UCI.

“No creas que esto no te tocará, el coronavirus”, indicó. “No pienses por un momento que esto es solo un pequeño resfriado y una tos que estás teniendo. Mírame y escucha”.

“Mantenga el distanciamiento social porque Irlanda del Norte lo superaremos, pero tenemos que hacer esto para proteger el NHS. Debemos proteger el corazón y el alma de Irlanda del Norte en este momento y ese es nuestro personal del NHS”, Agregó el pastor.

“Nos necesitan. He visto sus caras. Les he hablado. Algunos de ellos han llegado a un acuerdo con el hecho de que van a contraer coronavirus. Dejen que eso se hunda. Haga su part”.

Para finalizar, explicó que la separación social no quiere decir que las personas no puedan levantar el celular para llamar a sus seres queridos; sino ser sabios y amables.