11 agosto 2020

Reese Witherspoon afirma que su fe en Dios no le permite sentir miedo a morir

La famosa actriz de Hollywood, Reese Witherspoon, muestra que su visión de la sociedad es que todos somos hijos de Dios, cada uno con sus virtudes únicas.

Noticias Cristianas - Reese Witherspoon afirma que su fe en Dios no le permite sentir miedo a morir
Reese Witherspoon afirma que su fe en Dios no le permite sentir miedo a morir

Reese Witherspoon, en medio de una entrevista con el Los Angeles Times, expresó que no le temía a la muerte por la forma en que vive su vida. La actriz de “Legalmente Rubia” manifestó cómo su fe en Dios la hace sentirse cómoda con la vida y que confía  que existe algo maravilloso luego de la muerte.

Witherspoon, le comentó a la agencia que sabe que “hay un paraíso” y que está segura de ello. “Hay un tiempo, un propósito y un lugar, y no le temo a la muerte, porque sé que hay un paraíso. Ya lo sé”.

Según la actriz, su fe la transportará a las puertas del cielo. Reese va a la iglesia todos los miércoles y domingos y creció cantando en el coro de la iglesia durante nueve años y adorando cada minuto.

Sin miedo a morir

Indica que nunca ha desistido a la idea de una vida posteriormente de la muerte. Reese está completamente convencida de la idea de que existe un poder superior. “Así que no tengo miedo a morir”, reiteró.

Siente en su corazón que todos son hijos de Dios, y estamos en la tierra para descubrir qué dones hemos recibido y compartirlos con la humanidad.

La famosa actriz a sus 44 años, lleva tres décadas trabajando en el cine y disfruta dedicándose a la literatura.

Pese a la confianza en la salvación, Reese aún se entristece, por supuesto, al experimentar la muerte de un ser querido. En mayo de 2020, perdió a su amiga y productora de Little Fires Everywhere, Lynn Shelton. Lynn sólo tenía 54 años al momento de su muerte.

Conserva su fe

Tras el sufrimiento por la muerte de seres queridos, Reese conserva su fe en el Señor. Más asombroso que su fe es el amor por compartirla con los demás. En una América que a parece cada vez menos religiosa, ella y otras estrellas cristianas como Chris Pratt y Kanye West usan su estatus de celebridad, para hablar claramente sobre su fe, dando voz a otros cristianos.