Nunca reproches a Dios, Él jamás olvida tus oraciones, solo espera el momento adecuado para responder. Ten fe y cree en el

Deja tus comentarios