Pastor en China está firme en su fe “No tengo miedo de ir a la cárcel por causa de Jesús”

Un pastor asegura que el cristianismo puede sacudir el control indomable del partido comunista chino (PCC), y dispuesto a pagar el precio por esa convicción.

“Es una bendición ir a la cárcel, sufrir por Jesús”, comentó el Rev. C. a la revista estadounidense Time.

Como él, los pastores de Hong Kong no pueden evangelizar y establecer iglesias en China sin el permiso del gobierno. Sin embargo, muchos desafían estas prohibiciones a través de las llamadas “iglesias subterráneas” en las casas y lugares de trabajo.

“El Partido Comunista de China tiene miedo de eso. “Ellos quieren controlar a los cristianos”, explicó Rev. C.

No obstante, el presidente Xi Jinping ha trabajado para llevar el cristianismo al control estatal, diseño estima que China albergará la mayor comunidad cristiana en el mundo en 2030.

Para estas iglesias subterráneas, Hong Kong ha desempeñado un papel vital en el crecimiento del cristianismo en el continente. A partir de la región, que tiene mayor libertad religiosa, se proporcionan Biblias, apoyo financiero y asistencia para la apertura de nuevas iglesias.

Más del 60% de las iglesias de Hong Kong se dedican al trabajo en el continente de China, de manera ilícita o no, de acuerdo con el Movimiento de Renovación de la Iglesia. Para los evangélicos, Hong Kong sirve como “trampolín para la China continental”, afirma el Reverendo Wu Chi-wai, secretario general de la organización.

Este tipo de apoyo puede ser arriesgado, resultando en acoso policial, deportación o incluso detención en centros de reeducación. Sin embargo, el Rev. C. evalúa “Muchos líderes religiosos creen que si usted todavía no ha estado en la cárcel, es porque usted no está comprometido lo suficiente con su fe”.

Deja tus comentarios