Pastor ex-gay cuenta: «Yo era un niño normal hasta ser abusado»

El pastor Robson Staines, de 46 años, es hoy una de las mayores voces de una minoría dentro de una minoría: los ex-gays. Desacreditados y perseguidos por movimientos LGBT, ellos intentan probar que existen y que lograron dejar la práctica homosexual. 

La historia de Robson con la homosexualidad comenzó cuando tenía 11 años, tras ser víctima de una violación. Un vecino saltó el muro de su casa después de que su madre salió a trabajar y la violó.

«Comencé a estar totalmente afeminado», declaró en una entrevista con Folha. La gente empezó a notar y de los 13 a los 21 años practicó la homosexualidad. Tuve varios casos, me prostituí, me traesté. Yo me encontraba asqueroso para involucrarme con alguna niña».La vida en la prostitución era difícil y en un día desesperado, Robson intentó matarse mezclando calmante con bebida alcohólica. Este intento de suicidio le llevó a acercarse a Dios y así pasó a buscar ayuda espiritual y psicológica para cambiar de vida.

«Con Dios y ayuda psicológica, estoy totalmente libre de la homosexualidad», testificó. Hoy Robson defiende el derecho de homosexuales insatisfechos con la condición de ser atendidos por psicólogos para la llamada terapia de reversión.

Él ya estuvo en la Cámara de Diputados en 2015 para contar su historia y defender que los psicólogos puedan abordar el tema en las sesiones, lo que está prohibido por el Consejo Federal de Psicología.

Hoy Robson está casado, padre de cuatro hijos y abuelo de una niña. «Soy un hombre muy feliz, muy bien casado», declara. Con informacion de Gospelprime

Deja tus comentarios