Pastora surcoreana es arrestada por aplicar brutales rituales a 400 seguidores para ‘expulsar espíritus malignos’

100

Una pastora de Corea del Sur ha sido condenada a seis años de prisión por mantener cautivos a cientos de fieles y someterlos a brutales rituales.

En 2014, Shin Ok-ju, fundadora de la iglesia Grace Road, convenció a 400 seguidores para que se mudaran a Fiyi, en Oceanía, alegando que allí estarían a salvo de un inminente desastre natural.  Una vez que los fieles llegaron a la isla, les quitaron sus pasaportes y muchos de ellos recibieron palizas o fueron sometidos a violentos ‘rituales de sanación’, supuestamente destinados a expulsar a los espíritus malignos.

“Las víctimas indefensas sufrieron golpizas colectivas y experimentaron no solo tortura física, sino también mucho miedo y considerable conmoción cerebral”, señaló un tribunal del distrito de Suwon al dictar la sentencia contra Shin, quien fue declarada culpable de múltiples cargos, incluidos violencia, abuso infantil y fraude.

La investigación comenzó cuando una de las víctimas logró escapar y advertir a las autoridades sobre los procedimientos de la religiosa surcoreana y de los demás dirigentes de la iglesia. Finalmente, la líder de Grace Road fue detenida en julio de 2018 en Seúl.

Más de la cuarta parte de la población de Corea del Sur es protestante o católica, pero en las últimas décadas han surgido pequeñas iglesias, muchas de las cuales han desarrollado aspectos de secta. Sin embargo, en mayo el líder de un culto que afirmaba ser el mesías y fue sentenciado a 16 años de cárcel por violar a varias de sus seguidoras.

Deja tus comentarios