Persecución en Turquía contra el pueblo de Dios

Durante los últimos 3 años  no han podido expresar su adoración en sus iglesias, La constante persecución y el “odio” dispersado que los cristianos y otras minorías experimentan en Turquía han sido especificados en un reporte por una organización sin fines de lucro de Estados Unidos, el Instituto Gatestone.

 Nombran varios artículos de un reportaje, como es  el de Agosto de 2017 en la semana Agos armenia-turca, donde se denuncia que tanto “armenios, sirios y caldeos cristianos no han podido expresar su adoración en sus Iglesias por los últimos tres años.”

“Esto a causa de que virtualmente el pueblo entero y todas las propiedades cristianas pertenecientes a armenios indígenas, asirios, caldeos y protestantes- han sido expropiados en un plan puesto en marcha en marzo de 2016 por el gabinete turco,” resalto el reporte.

No obstante, musulmanes que se negaban a alejarse de cristianos o Kurdos también han sido blanco.

Pastores Cristianos han sido detenidos, como el caso del americano Andrew Brunson, quien fue arrestado el pasado Octubre. Los miembros de defensa de los derechos humanos, como el Centro Americano por la Ley y la Justicia, han acusado al gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan de mantener prisionero a Brunson sin ninguna acusación en su contra.

Las autoridades turcas finalmente dieron a conocer los cargos contra Brunson a finales de agosto, acusándolo de “mantener reuniones secretas de espionaje, atentar contra el Parlamento turco, y alterar el orden constitucional.”

Gatestone resaltó que los Yazidis, Alevis y las mujeres en la región también han sido abusadas por las autoridades turcas, mientras que un grupo de periodistas kurdos fueron detenidos…“El odio hacia los cristianos y los kurdos no se limita solo a los oficiales del gobierno. Está diseminado también entre la ciudadanía, y se expresa libremente a través de redes sociales,” detalló Gatestone.

Señalo al abuso vía Twitter, donde armenios y nietos de sobrevivientes del Genocidio Armenio Cristiano de 1914, son llamados “infieles”, “viles y traidores,” y hasta se dice abiertamente que “deberían morir”.“La circunstancias de las minorías en Turquía y la persecución a manos de turcos -dijo un miembro de la OTAN- debe ser denunciada a viva voz y todas las veces posible.”

“Esta no es una persecución legal ,” dijo Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, en julio después de la detención . “Esta es una persecución motivada políticamente que agrede el futuro de los derechos en Turquía.

Deja tus comentarios