Programa misionero lleva esperanza y felicidad a los niños en Venezuela

85

Por medio del programa socioeducativo PEPE, se ha llevado esperanza a los niños de Venezuela a través de estudios básicos, vivienda, amor, comida, salud y ropa para los niños que sobreviven en un país sumido en una gran crisis económica, política y social.

Desde hace ya unos años, se han establecido seis unidades PEPE en el estado de Portuguesa, que ayudan a niñas y niños a obtener acceso a conocimientos básicos. A partir de 2017, estas unidades también comenzaron a proporcionar alimentos a los niños.

Hoy día se ha multiplicado, y ya son más de 60 unidades PEPE repartidas en 15 de los 23 estados venezolanos, donde trabajan 139 educadores misioneros, así como coordinadores y voluntarios.

Más de 1,600 niños reciben asistencia y este año más de 800 familias ya han recibido asistencia de PEPE.

“Este programa nos abrió la puerta para ser el instrumento de Dios y llevar un mensaje de esperanza a los niños, las familias, la comunidad, la ciudad, el estado y el país en general”, dice la coordinadora de PEPE Venezuela, Ruth Saraid.

“Nuestro deseo es lograr la excelencia en cada una de las unidades de PEPE. Continuamos orando por el fin de la crisis venezolana, también por Dios para satisfacer sus principales necesidades. Le pedimos al Señor que nos proporcione alimentos, productos de cuidado personal, útiles escolares, medicinas básicas, ropa, zapatos y reconocimiento financiero”, dijo Ruth a World Missions.

Deja tus comentarios