28 febrero 2020

Ser puntual es ser buen cristiano

La palabra de Dios recomienda que hagamos planes con tiempo (Proverbios 21:5). Si usted suele llegar tarde, quizás sea porque quiere hacer demasiadas cosas. ¿Podría eliminar algunas actividades innecesarias? Deje más margen de tiempo entre cada cita y trate de llegar temprano por si se le presentan imprevistos a causa del mal tiempo o del tráfico.

La también recomienda que seamos modestos (Proverbios 11:2). Eso significa reconocer nuestras limitaciones. Antes de aceptar un compromiso, sea realista y vea si podrá cumplir con él. Si se sobrecarga con muchas actividades, solo lograra estresarse usted y estresar a los demás.

Las escrituras también nos aconsejan que aprovechemos bien el tiempo (Efesios 5:15-16). Para lograrlo, hay que dar prioridad a lo más importante (Filipenses 1:10). Por ejemplo, mientras vaya en el transporte público o esté esperando a alguien, aproveche para leer o planificar el resto de la jornada.