Dios nos entregó la capacidad de alcanzar nuestras metas

¿Has sentido alguna vez que no estas a la altura de una tarea que Dios puso delante de ti?

Reflexiones Cristianas - Dios nos entregó la capacidad de alcanzar nuestras metas
Dios nos entregó la capacidad de alcanzar nuestras metas

En muchas ocasiones, todos batallamos con esos sentimientos. Las dificultades pueden originarse cuando usamos la ineptitud como un manto para resguardarnos de hacer el trabajo del Señor.

En algunos momentos, tratamos de convencernos de que una tarea es exageradamente grande o de que el Señor espera demasiado de nosotros. Ante eso, podemos caer en la tentación de apartarnos de las grandes oportunidades que el Señor nos brinda, y desperdiciar lo que podría ser una de sus sorprendentes bendiciones para nosotros.

¿Incompetencia y temor?

La incompetencia sale del temor, del miedo a perder y a no satisfacer las expectativas de los que nos rodean. No importa lo poco calificados que nos sintamos, el temor no es un pretexto admisible para evitar la responsabilidad.

La realidad es que, aunque un cristiano no se crea competente para cumplir algunas de las tareas maravillosas que Dios le pide que haga, el Espíritu Santo es más que competente. Como creyentes del evangelio no debemos tener calificaciones o habilidades perfectas; solo tenemos que tener la disposición a cumplir con lo que el Señor quiere.

¿Qué ha excluido usted hacer para el Señor?

2 Timoteo 1:7 nos expresa que el Señor nos ha dado espíritu de poder, no de cobardía. Todo lo que debemos hacer es actuar con fe; la presencia y el poder del Espíritu Santo estará allí para apoyarnos.

Oremos juntos: Padre amado, otorgarme el valor para hacer frente al miedo y la intranquilidad que encuentro en las cosas que se escapan de mi control. Fortifica mi fe para confiar en que ellas están bajo Tu reguardo, de forma que pueda permanecer en el camino de abundancia y vida que tienes proyectado para aquellos que Te buscamos y Te seguimos en Tú Palabra. Amén.