¿Sabes lo que Dios jamás te preguntará?

Deja tus comentarios