Se unen chinos y rusos tras la llegada de más de 120 soldados a Venezuela

La semana pasada la llegada del ejército popular de liberación de china que llegó a la isla de Margarita en Venezuela para la entrega de ayuda humanitaria y suministros militares a las fuerzas gubernamentales.

Ante esto, se suman la llegada de las fuerzas armadas de Rusia  que se desplegaron en territorio venezolano para instalar un centro de entrenamiento de helicópteros militares.

Esto ha causado grandes críticas por parte de la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y de varios congresistas estadounidenses. En respuesta, los Estados Unidos amenazan a Rusia y la República Popular China con la imposición de nuevas sanciones.

“Mientras tanto Nicolás Maduro pide no intervenir en Venezuela mientras invita a las fuerzas de seguridad de Cuba y Rusia, para que él y sus aliados puedan seguir en el poder. Ya es hora que las instituciones venezolanas defiendan su soberanía. Rusia y Cuba #HandsOffVenezuela, tuiteó el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el pasado 28 de marzo.

De la misma forma China dio este paso como un apoyo directo al régimen venezolano para prevenir los intentos de Washington de derrocar al dictador Nicolás Maduro, especialmente porque Rusia hizo lo mismo la semana pasada. Estas acciones de los militares rusos y chinos parecen ser un juego de poder contra la administración de los Estados Unidos, que está buscando activamente la eliminación del gobierno ilegítimo de Maduro en el país sudamericano. Por lo tanto, este contingente militar debe verse como una contramedida contra una posible intervención militar.

A su vez, Maduro, en su cuenta de Twitter, dio la bienvenida a la llegada de la ayuda humanitaria china y dijo: “Venezuela está rompiendo el asedio imperialista y avanzando hacia la victoria”.

Estados Unidos ha intentado entregar ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia; sin embargo, el régimen de Maduro sostiene que el propósito de estas entregas es “transportar armas” a la oposición.

Deja tus comentarios