Por seguir un principio cristiano se burlan del vicepresidente Mike Pence

Fue burlado y acusado de discriminación sexual por su política de no estar solo con mujeres. Sin embargo, otros lo clasificaron como “repugnante” en ese momento.

El cineasta, escritor y orador Dallas Jenkins hablo sobre la intercepción de la cultura popular, la política, los medios y la fe, a través de las redes sociales.

“se encuentra una práctica muy común para muchos ministerios incluyendo mi iglesia, incluso mi papá escribió un libro acerca de estos años llamado “Hedges: amar tu matrimonio lo suficiente como para cuidarlo”. Mucho antes de trabajar en mi iglesia, hacia comida públicas, paseos en automóvil y reuniones a puerta cerrada con mujeres.

No estoy solo con mujeres en una situación en la que nadie pueda vernos a través de una puerta o ventana, o en un entorno público que pudiera ser una cita. Tampoco me hospedo, solamente cuando viajo. Esto protege a la mujer y a mí de la tentación ya que me protege de falsas acusaciones, protege a las personas ajenas de sospechas y protege a mi esposa de tener preguntas ya que es la única persona que tiene acceso privado hacia mí.

Podría ser considerado como algo correctivo o tonto si lo deseas, pero la historia de  Bill O`Reilly, Bill Cosby y Harvy Weinstein hicieron que este estándar fuera más inteligente.

Estas reglas evitan que los hombre cometan algún error que dos adultos sean víctimas de la tentación y esto no es política sexista para evitar que las mujeres tengan ventajas en el lugar de trabajo. (Nuestra iglesia cuentas con mujeres en puestos altos).

Si los acosadores tuvieran una política como la nuestra, las mujeres se sentirán más seguras y consideradas sin miedo al abuso de poder.

Esta política aplica tanto para las mujeres casadas como para los hombres, nunca he visto a nadie negado a su trabajo u oportunidad gracias a la política que es un pequeño precio para pagar y obtienes mejores candidatos.

Aun se puede escuchar el poder que los hombres tienen sobre las mujeres ya sean por su posición, tamaño o fuerza y lo grave de abusar de este poder.

En lugar de burlarse de una política como la del vicepresidente Pence, es hora de aplaudirla antes del tiempo y notar que ninguna mujer se ha sentido incomoda con esto.

Fuente: CBN

Deja tus comentarios