Sin cambio no hay crecimiento

A mí me ha pasado. Usualmente el estancamiento, esto es resultado de haberte acomodado a algo que estaba funcionando bien y no veías la necesidad de cambiar. Nuestra tendencia como humanos, es resistir todo aquello que nos pueda sacar de nuestra zona de comodidad.

Planta en desarrollo

El sentimiento de estancamiento, es una realidad en cualquier área de la vida; personal, familiar, ministerial y empresarial. Si algo sabemos es que tarde o temprano tendremos que cambiar, si queremos crecer en algún área donde nos sentimos estancados. Los cambios nunca serán fáciles y en la mayoría de los casos es incómodo, pero sin ellos será imposible experimentar frescura y crecimiento.

Tú sabes, cuando te encuentras en una temporada de estancamiento, lo mejor es cambiar. Cuando tú lo decides sin la necesidad de tener que hacerlo, estas preparándote para una nueva vida de abundancia, pasión y satisfacción. Ninguna de estas cosas sucede por un acto de suerte.

Aquí te comparto 6 cosas que te ayudaran a considerar los cambios que tienes que hacer.

  1. Nadie se queda siempre igual.

En realidad te estás moviendo hacia el futuro o estas retrocediendo. Es imposible quedarte en el mismo lugar. Quizás pienses que todo está bien, y no hay una aparente crisis, ves   que no es necesario cambiar. Pero, al momento que llegues a esa conclusión comenzaste a retroceder. No te engañes, nadie se queda igual para siempre, tendrás que cambiar. Maneja tú los cambios y no los cambios a ti.

  1. Los cambios evitan el letargo.

El letargo es una evidencia de que acomodaste la rutina y estás en retroceso. Personalmente, ministerialmente y profesionalmente, puedes evitar el letargo cambiando las cosas a tu alrededor, lo que haces y como reaccionas. Si no haces cambios, el letargo te conducirá a la muerte, de lo que hoy estás haciendo. Si cambias, vas a producirte un nuevo estilo de vida.

  1. Los cambios producen novedad y frescura.

Para la mayoría de las personas, las determinaciones que se propusieron a fin del año pasado ya son historia. La mayoría no tuvo la disciplina para mantenerse y como resultado regresaron a la rutina y letanía de lo conocido.  Si deseas ver cosas  diferentes en tu vida, familia y ministerio, tendrás que hacer cambios, y por lo tanto  la frescura te conducirá a nuevos resultados.

  1. Cuando cambias estas un paso al frente.

La realidad es que la mayoría de las personas reaccionan ante las situaciones de la vida. En el caso de los Pastores es igual. Si algo puede detener el avance y crecimiento de un Pastor es acomodarse a la condición presente.

Esto lo he visto durante toda mi vida ministerial. Usualmente cambian cuando se presentó una crisis y ya no les queda de otra. Si estudias la vida de personas que han cumplido con su misión en la vida, una de las características que los distingue es que no reaccionan, son pro activos.

  1. Personas, iglesias y empresas que resisten los cambios dejaran de crecer.

En nuestro caso particular; la misión de la iglesia es muy grande para dejar que la resistencia al cambio la lleve a la muerte. (Me refiero a congregaciones locales, la iglesia del Señor, siempre estará en victoria)

  1. Nuestro Dios se especializa en los cambios.

Si necesitas una evidencia, considera tu propia vida. Estoy seguro que has visto los cambios que Él ha producido en tu vida, y como te ha llevado a través de diferentes experiencias. El no cambia, pero lo que el posee está sujeto a cambios. Nada en Cristo se queda igual.

Pastor Tommy Moya