Un Matrimonio misionero viaja extensos kilómetros para llevar el evangelio de Jesús

El matrimonio conformado por Bob y Judy Willard que pesar de tener una buena profesión, tomaron la decisión de vivir en uno de los barrios más pobres y violentos de Cleveland, EE.UU, con la finalidad de conducir a los perdidos hacia el camino de la salvación. Los Willard caminan largos kilómetros en busca de vidas que le entreguen su corazón a Cristo.

Pese a que la región está calificada con una alta tasa de violencia y necesidad financiera, la pareja decidió instalarse allí con sus cuatro hijos. “Elegimos vivir donde ministramos y nos apasiona llegar a las personas. Vemos lo que ven, sentimos lo que sienten, y oramos por la paz y contra todo espíritu de violencia”, explicó Bob a AG News.

Uno de los frutos de esta obra es Daynet, de 24 años. Ella se encontraba deprimida y sin esperanza cuando conoció a Dios. Le hablaron de Jesús y entendió que realmente su vida era un tesoro. “Ellos me ayudaron a saber que realmente importaba. Le pedí a Jesús que viniera a mi corazón, y Él lo hizo”, testifica Daynet, quien hoy es un apoyo para el Cuerpo de Cristo.

Varias personas como prostitutas, traficantes de drogas e indigentes, son bendecidos por Dios a través de sus instrumentos. Lo que le matrimonio inició como una reunión en la sala de un hogar, se convirtió en una obra valiosa de salvación.

Dios bendiga a los hombres y mujeres que aceptan el llamado de Dios. Recordemos lo que dice Su palabra: Muchos son los llamados, pocos los escogidos. ¿Eres llamado o escogido?